Tratamiento de las víctimas

Las personas que presenten resultado reactivo en la prueba rápida de detección deben ser informadas de forma bien sencilla, sin alardes y en privado.
Deben ser informadas de que la prueba fue ¨reactiva¨, lo que significa que en algún momento de la vida esa persona estuvo en contacto con el virus VHC, sin importar la forma.
Para saber y confirmar si realmente la enfermedad está instalada, son necesarios exámenes de laboratorio que, bajo pedido médico, deben ser realizados lo más rápido posible.
Para hepatitis C, la prueba detecta el anticuerpo anti VHC en el suero, plasma o sangre total. El uso de las pruebas rápidas constituye una herramienta importante en el escenario epidemiológico, pues la mayor parte de los individuos es diagnosticada en la fase crónica de la enfermedad.

Mira el diagrama de flujo del diagnóstico para la hepatitis C:

Puede ser utilizado en embarazadas;
Se puede usar la prueba que detecta anticuerpos, no puede ser usada en individuos menores de 18 meses e inmunodeprimidos;
Este diagrama de flujo indica contacto previo con el VHC. Es necesario confirmar la presencia de la infección activa por medio de pruebas moleculares o de antígeno;
En caso de resultado no reactivo y permaneciendo la sospecha de infección, recolectar una muestra para repetir la prueba, después de treinta días.

¡Sé un EMBAJADOR para la CURA de las hepatitis en el mundo! ¡ÚNETE A NOSOTROS! Promueve campañas gratuitas de detección en tu ciudad, barrio, empresa, etc…
¡APOYA NUESTRA CAUSA!

SÉ UN EMBAJADOR